Conforme pasan los días, crece la preocupación entre los ejecutivos de la constructora brasileña Odebrecht por vender sus activos y acciones en todo el mundo, incluido el Perú, para cumplir con los acuerdos asumidos con el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, esto al declararse culpable de pagar millonarios sobornos para obtener contratos de obras públicas.

En marzo, Odebrecht debe abonar US$ 3,500 millones, para lo cual no tiene otra salida que vender sus acciones y maquinarias de sus subsidiarias en el mundo.

Hay que recordar que la multa fijada inicialmente fue de US$ 4,500 millones, aunque ese valor quedó sujeto a un “análisis posterior de la capacidad de pago” de la compañía. Sin embargo, la transnacional carioca argumentó en el proceso que “era solamente capaz de pagar hasta US$ 2,600 millones”.

El actual problema de Odebrecht es cómo vender sus activos para cumplir con ese acuerdo, del cual a Estados Unidos le corresponde el 15%, el mismo porcentaje a Suiza y un 70% para Brasil, la nación más afectada.

 

Lea esta nota completa en nuestra edición impresa

A la constructora brasileña se le imputa como la responsable del pago de ‘propinas’ a funcionarios públicos y altas autoridades para ganar concesiones de diversas obras públicas

¡Indignante! Odebrecht maniobra para sacarle la vuelta al Perú

QUIERE GANAR TIEMPO PARA QUE EL ESTADO LE PAGE US$ 1,423 MILLONES POR LA INTEROCEÁNICA

LUNES 13 DE FEBRERO DEL 2017

Diario Nuevo Sol es una publicación de Corporación de Medios S.R.L.

La Empresa y La Dirección no se responsabilizan por los artículos firmados

© Copyright 2017